‘Si esto es un extranjero, sí, esto es un enemigo’. Crítica de ‘Si esto es un hombre’

Con la iniciativa Club Crítico, el Teatro del Barrio reúne a cinco socias del teatro que asisten gratuitamente a una función al mes, para después publicar una crítica en este espacio. Este es el texto que ha hecho Pedro Domínguez de Si esto es un hombre.

«Todo extranjero es un enemigo», se puede escuchar en la versión teatral del conocido libro de Primo Levi (1919-1987) Si esto es un hombre.  

Se trata de la memoria de su estancia en el campo alemán de Auschwitz en el Holocausto. 

Tanto la potente interpretación de Carlos Álvárez-Ossorio como la escenografía y sonido dirigen la atención del espectador, de un modo casi impersonal, a la peor cara de la condición humana. 

Apenas en penumbra (una luz lejana hacía el hombre, otra a una caja pequeña de madera) el discurso comienza. Las tenues luces harán la vez de personas y objetos por los que moverse. Los metálicos ruidos de puertas y cerrojos aportan una tensión que el actor casi hace innecesaria con su buen hacer.  

Los textos en la pantalla permitirán acotar, relacionar, interpretar… 

En un momento se da la luz, el actor pregunta al público que habrían hecho ellos en esa situación. ¿Hubiesen formado parte de la élite entre los condenados gestionando el horror? Como bien se dice no podemos estar en el lugar del otro pues no somos capaces de siquiera preveer nuestro propio comportamiento. 

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *