FUERA DE CONTEXTO: Entrevista a Joan Tardà & Gabriel Rufián

Espectáculo pasado

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email

Sinopsis

Los periodistas de CTXT Miguel Mora y Cristina Fallarás entrevistan a Joan Tardà y Gabriel Rufián

GALERÍA

PRENSA

6 comentarios

  1. -Claro que no PALUDOS. En verdad no se lo cree. Solo lo hace para tocar los huevos. ¡ Como es catalán ! … ¿ Sabesss ?

  2. Vivo en Cataluña desde 1979, he vivido toda la involución, desde la sociedad abierta y plural que
    conocí al llegar hasta la realidad asfixiante actual de opresión entre la hegemonía pujolista del nacionalismo catalán y la resistencia inmovilista del nacionalismo español.

    En todos estos años ERC no ha representado nada, como no representó nada en la resistencia a la dictadura del general Franco; sólo un oportunismo continuo y un desprecio identitario resumido en sus carteles de propaganda, con las caricaturas más soeces de lo que ellos consideran «España», en sus gritos en las manifestaciones, el «canya, canya, canya, canya contra Espanya», «boti, boti, boti, espanyol el que no boti».

    ERC ha servido para ayudar al pujolismo a construir la hegemonía de las clases acomodadas, en los últimos tiempos para proteger políticamente a personajes como Boi Ruiz, para aplicar todas las políticas de saqueo neoliberal, o para maquillar a un racista confeso como Heribert Barrera, o a un xenófobo activo como Carod Rovira. También para proteger la corrupción del 3 – 5%. ERC es tan de «esquerra», como el PSOE «socialista» y «obrero».

    La entrevista se hace a un viejo profesional de la política pujolista instalado en el Congreso durante años, para practicar el doble lenguaje y el victimismo de los acomodados, y a un joven arribista, ignorante y maleducado, especialista en la provocación, y que no ha dudado en mentir para fabricarse una biografía que le llevase al «puesto».

    Ni uno ni el otro representan a la sociedad de Cataluña, que es plural, aunque ambos se adjudiquen en exclusiva la propiedad de «Cataluña» cuando hablan y, en su nombre, trabajen para levantar muros y fronteras que dividan a las clases sociales que sufren las políticas neoliberales que ellos practican.

    Esos muros y fronteras que intentan disfrazar con palabras como «república», «constitución», o un supuesto «derecho a decidir» que sólo aplican a lo que conviene a sus intereses.

  3. Nací en Catalunya en 1957 y la»realidad asfixiante» del franquismo sí que lo era de verdad. El nacionalismo era nuestra forma de ser antifranquistas, o «rojoseparatistas» (junto con los «judeomasónicos»)… Pero en España ya no creo que se pueda acabar con el neoliberalismo (por no hablar del «franquismo sociológico»), así que prefiero que me roben los políticos «de casa», porque veo posible darle la vuelta… A España ya no (y llevo muchos años viviendo en Madrid, soy habitual del Teatro del Barrio). No quiero la autodeterminación de Catalunya para crear fronteras ni separarme de nadie, sino para librarme de lo mismo que muchos españoles, bastantes de ellos amigos míos en Madrid.

  4. Si se puede esperar 5 años a que prescriba toda la amnistía fiscal para que declararla inconstitucional no tenga efecto alguno, seria posible realizar un referéndum de independencia sin tocar ni una sola coma de la Constitución si simplemente en lugar de impugnar el gobierno recurriera y el Constitucional se tomara 5 años para decidir si el referéndum es constitucional con lo que se pronunciaría una vez se ha resuelto la cuestión?

  5. Veo que algunos comentarios siguen el guión «España» contra «Cataluña» como realidades monolíticas, sin pluralismo, sin clases sociales. Ese guión que les va tan bien a los dos nacionalismos.

    Como si en España nadie trabajase contra las políticas neoliberales del PP, CS, PSOE, etc., como si en Cataluña todas las políticas neoliberales aprobadas en los últimos años no fuesen el resultado de la voluntad de ERC.

    Se trata de dividir a las clases sociales que sufren esas políticas, para eso se necesitan las fronteras, los muros y las banderas que definen al «enemigo», a «España».3A

  6. Toros nos tienen miedo
    Los políticos temen los movimientos sociales que les hace innecesarios.
    Los avances tecno-sociales permitirán sociedades globales más libres.
    No se trata ni de raspada ni de Catalunya, se trata de permitir que crezcan las redes sociales Networking y otras, se trata de que nos liberemos silenciosamente de los grupos de poder que impiden el progreso.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *