LA CIGUEÑA DE BURGOS + coloquio. ACOMPAÑAR PARA ROMPER EL SILENCIO

Espectáculo pasado

Este año, siguiendo la lógica de la campaña que lanzamos en 2023, planteamos este primer ciclo sobre derechos humanos y tortura a partir de dos historias narradas en primera persona. Los próximos martes 2 y 16 de abril, de 19h a 21h, nos encontraremos en el Teatro del Barrio para la proyección de ‘Karpeta Urdinak’ (Carpetas azules) y ‘La cigüeña de Burgos’. Ambos documentales están estrechamente vinculados con el trabajo que realizamos desde Sira y con el objetivo de nuestra campaña: acompañar para romper el silencio.

 

La violencia es una amenaza, un acto que consigue instalar el miedo en tu vida y en la de tu entorno, que busca acallar a las personas y servir como advertencia. Cuando la violencia se sufre, esta produce quiebres que no siempre dejan marcas físicas, pero que sí te anulan, te aíslan y te silencian. Con ella, viene la culpa: el remordimiento de haberte plantado o no ante la amenaza, y la vergüenza de haberla sufrido. Además, quien cuenta con el monopolio de la violencia continuamente te quita la palabra. Es alguien ruidoso, al que nada le parece lo suficientemente violento para ser considerado violencia. El silencio y la violencia siempre van de la mano.

 

Para nosotras, romper el silencio implica enfrentar todo lo anterior. Significa rechazar la humillación, la culpa y la mentira, y acompañar a las personas hasta conseguir encontrar un sentido a su experiencia. Contribuir a que recuperen el control de sus vidas y de sus historias. Para nosotras, romper el silencio implica plantar cara a quienes producen esa violencia y exigir justicia y reparación. Nuestra meta es continuar reportando cada caso de abuso, de violencia y de tortura, al tiempo que seguir respaldando los procesos de justicia y rehabilitación de las personas afectadas.

 

Sinopsis

La directora de la película es una adolescente cuando, tras el funeral de su padre, lee la vida del fallecido en los periódicos. «¿Por qué no sé nada de todo esto?». Hija de un anarquista condenado por terrorismo durante la dictadura franquista y afiliado al partido comunista durante su encarcelamiento, partido por el que después será regidor en Barcelona durante las primeras legislaturas democráticas, Joana Conill comprende que su padre, compañero de juegos y aventuras, decidió no contarle su vida. ¿Por qué? Mientras rueda la película, la hija aprenderá a ser directora de cine, como cuando era pequeña y jugaban a resolver misterios, en un viaje al país de la memoria donde las piezas nunca encajan. Si la memoria es imposible, ¿qué es lo que nos impulsa a buscar?

 

Dirección:

Joana Conill Amelivia (Logroño, España, 29/08/1980). Reside en Barcelona. Estudia Historia del Arte en la Universidad de Barcelona (UB) y Dirección Cinematográfica en el Centro de Estudios Cinematográficos de Cataluña (CECC). Más tarde estudiará Narrativa y Novela en la Escuela de Escritura del Ateneo Barcelonés. Decide finalizar su carrera académica para trabajar en el sueño de lograr dar voz a su historia familiar vinculada con al violencia política española del siglo XX y el de encontrar caminos de reparación colectiva que aporten nuevos escenarios sociales más allá del conflicto y el trauma. Emprende la dirección de «La cigüeña de Burgos» en 2014 y estudia Psicología Orientada al Proceso (Instituto de Trabajo de Procesos y IAPOP) para poder apoyar su propio proceso de búsqueda y el de otras personas. En 2020 logra terminar su ópera prima autoproducida, «La cigüeña de Burgos», después de seis años de paciencia y obstinación.

Ficha artística

Sira es un centro de atención integral a personas víctimas* de violencia política, vulneraciones graves de Derechos Humanos, malos tratos y/o tortura. Desde nuestra fundación, hemos acompañado de manera integral a más de 950 personas afectadas por la violencia.

Nuestra constitución responde a la necesidad de garantizar mecanismos de investigación estratégica y psicojurídica de vulneraciones de derechos. Asimismo, nuestro objetivo es el de garantizar la rehabilitación integral de las víctimas, fortaleciendo sus mecanismos de afrontamiento y resiliencia.

Sira es un centro especializado tanto en la documentación de malos tratos y tortura a través de la aplicación – entre otros – del Protocolo de Estambul, como en la atención integral de las víctimas de vulneraciones graves de Derechos Humanos.

Intervenimos frente a múltiples realidades sociales a través de la evaluación del impacto médico y psicológico que provocan las vulneraciones graves de derechos en las personas y en las comunidades. Nuestra intervención se extiende a casos que involucran violencia policial o represión en protesta, situaciones de violencia en frontera, a lo largo del trayecto migratorio y/o dentro de los espacios de retención migratoria; vulneraciones de Derechos Humanos cometidas dentro de las prisiones; o casos de indefensión y privación de acceso a derechos fundamentales como la vivienda digna o el derecho a la salud. Además, actuamos en situaciones relacionadas con la violación de derechos digitales o vinculadas a las nuevas tecnologías, así como en aquellas violaciones que puedan surgir en la evolución futura del campo de los Derechos Humanos.

*Las personas que atendemos son supervivientes desde una óptica terapéutica y psicosocial, pero también son víctimas de violaciones de derechos sobre las que queremos que nuestro trabajo actúe. Hablamos de víctimas porque nos parece importante señalar las violencias que provocan el sufrimiento.  

 

 

GALERÍA

PRENSA

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *