La lengua en pedazos (basado en ‘El Libro de La Vida’ de Teresa de Jesús)

Fechas y Horarios

8 noviembre - 27 diciembre
  • Lunes. 19:30h

Duración

75 minutos

Precios

En taquilla, el día de la función. 21€

Venta online y anticipada. 19€

Grupos (15 personas) previa concertación. 17€

Compra tus entradas de manera anticipada en la taquilla. 

Abierta a partir de una hora antes de cada espectáculo. 

Si quieres regalar entradas, selecciona aquí tu tarjeta regalo

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email

Ficha artística

Texto y dirección: Juan Mayorga
Reparto: Clara Sanchis, Daniel Albaladejo

Espacio escénico: La Loca de la Casa
Diseño de Iluminación: Miguel Ángel Camacho
Vestuario: La Loca de la Casa y Helena Sanchis
Ayudantía de Dirección: Viviana Porras
Dirección de Producción: Nadia Corral
Música: Jesús Rueda
Fotografía: Isabel de Ocampo y Viviana Porras
Diseño Gráfico: Javier Naval
Distribución: Fran Ávila

Con la colaboración de Instituto Cervantes y Carlos Verneuil

Agradecimientos: Nuevo Teatro Fronterizo, Helena Sanchis, Pedro Juan Alonso (Orden
de Predicadores), Humberto Cornejo y Andrea Krull

Juan Mayorga, Clara Sanchis y Daniel Albaladejo vuelven a reunirse para imaginar una nueva puesta en escena de La Lengua en Pedazos (Premio Nacional de Literatura Dramática)”.

Sinopsis

La lengua en pedazos es un texto dramático de Juan Mayorga basado en El libro de la Vida de Teresa de Jesús que valió al dramaturgo el Premio Nacional de Literatura Dramática. La acción se ubica en la cocina del convento de San José, primera de las fundaciones de Teresa, “un ser a contracorriente en nuestro propio tiempo”, explica Mayorga, que “por eso resulta tan fascinante: porque, al tiempo que nos atrae, nos es extraña. Aunque no se comparta su credo, asombra la enorme voluntad que en él se apoya. Y asombra una palabra tan violentamente hermosa cuando habla de su cuerpo herido como cuando pinta ángeles o infiernos”.
En esa cocina -un espacio importante para Teresa, a quien se atribuye la sentencia “Entre pucheros también anda Dios”- tiene lugar un combate de la mujer reformadora con un hombre de la Iglesia, un Inquisidor cuyo propósito es el cierre de San José y el regreso de Teresa a la ortodoxia del Carmelo. Se trata de un combate teológico, pero también político y personal. A los argumentos y amenazas del Inquisidor, Teresa opone su fe y su carácter. Si ella afirma que Dios se le aparece y le habla, su oponente intenta desacreditar como ilusión esas visiones y la misión que sobre ellas se sostiene.
La lengua en pedazos es una obra sobre el amor y el dolor, sobre la muerte y el sentido de la vida, sobre la obediencia y la libertad.

 

La singularidad es subversiva’, dijo un poeta. Recuerdo esa frase cada vez que pienso en Teresa de Jesús. Veo en ella una insurrecta. Alguien a contracorriente en un tiempo donde una mujer que escribía y que elegía su camino era sospechosa -y más si escribía con tanta inteligencia y abría su camino a otras-.

Teresa es también, desde luego, un ser a contracorriente en nuestro propio tiempo. Por eso resulta tan fascinante: porque, al tiempo que nos atrae, nos es extraña. Aunque no se comparta su credo, asombra la enorme voluntad que en él se apoya. Y asombra una palabra tan violentamente hermosa cuando habla de su cuerpo herido como cuando pinta ángeles o infiernos.
Ganar para el escenario ese personaje y esa palabra fue el deseo que me impulsó a concebir esta fantasía teatral. Poco a poco, se me fue apareciendo su antagonista y doble: el Inquisidor. Quien llega en la noche no solo para interrogar a Teresa, sino también para interrogarse y, finalmente -quiero creerlo-, para interrogarnos.
Como cuando estrené La lengua en pedazos en el que fue mi primer montaje, me acompaña Clara Sanchis. De nuevo, está junto a nosotros Daniel Albaladejo. Nos hemos reunido no para reconstruir aquella puesta en escena, sino para imaginar de nuevo a Teresa y al Inquisidor y escuchar lo que el tiempo nos ha ido desvelando sobre ellos y sobre nosotros.

Es un combate. Tiene lugar en la cocina del convento. Allí, entre pucheros, anda Dios”.

Juan Mayorga

Galería

PRENSA

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *