Los inocentes

Espectáculo pasado

Si deseas contratar este espectáculo escribe a produccion@teatrodelbarrio.com, o llama al teléfono 91 084 36 92.

Ficha artística

Reparto: Helena Lanza, Ana Cerdeiriña y Luis Moreno

Texto y Dirección: Luis Moreno

Ayudante de Dirección y Producción: Julia Fernández

Diseño de Cartel: Miguel Brieva

Sonido: Jhosua

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email

Sinopsis

Los Inocentes es un drama de payasos sobre la corrupción y la crisis; un equivalente teatral a las viñetas periodísticas. Invita al reconocimiento, en clave de sátira, de lo que hemos sido en el ámbito político estas últimas décadas. ¿Qué rumbo hemos tomado hasta aquí? ¿Cuáles son las tensiones derivadas de la lucha del poder? ¿Es nuestra naturaleza o es el juego de relaciones en el que nos embarcamos lo que nos ha dejado al borde de una nueva crisis en este principio de siglo? ¿Podemos reírnos de lo que nos pasa? ¿Irán las cosas a mejor? Nos interesa abordar estas sensaciones colectivas desde el lugar del clown, el bufón y el humor negro.

El universo del texto propone una comedia amarga para ser representada por tres intérpretes, actores o actrices indistintamente, que encarnan diversos personajes. UNA, DOS y TRES juegan a la política y el juego se convierte en realidad: gobiernan, conspiran, se traicionan e inician un viaje disparatado que les lleva hasta el fin del mundo. El montaje se apoya en los intérpretes, y en un juego escénico de situaciones fuera de control. El humor emana de lo estrambótico y a la vez reconocible de la situaciones. La evolución de la trama de ficción evoca en el espectador el orden cronológico de los hechos reales de nuestra historia reciente, el reconocimiento de una realidad deformada por la poesía y el humor.

Los personajes de esta historia mienten, gritan, se retuercen, se entusiasman y se deprimen casi al tiempo, corren, se accidentan, se tropiezan y se levantan para volver a caer. Son zafios, horteras y torpes. Utilizan un lenguaje excéntrico, hiperbólico, a ratos burdo y otras veces cargado de lirismo. La propuesta persigue un divertimento escénico sustentado en la poesía física y el lenguaje hiperrealista; una farsa o parodia social y política. Un espacio en el que reconocernos y poder reírnos de nuestras contradicciones. Un cuento sobre la ambición, la inconsciencia, la velocidad, la codicia, el deseo nostálgico de un idealismo perdido y la lucha por el poder. Todo es un juego divertido. ¿O no tanto?

GALERÍA

PRENSA

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *